Historia

El Cantón San Vicente es una desmembración del territorio del Cantón Sucre, lo que fue parte del asentamiento de los Caras, cultura que se desarrolló entre los años 700 y 800 años después de Cristo; debe su nombre a la creencia popular de que sus aguas saludables curaban dolencias de la gente y sus habitantes asociaron esta manifestación con San Vicente Ferrer.
Uno de los barrios más antiguos de San Vicente es el sitio Los Perales, el mismo que toma su nombre de un combate de la época Floreana en 1832 entre unos 150 soldados sublevados en Latacunga y al mando de los hermanos sargento Perales y el General Juan Otamendi.
Fue erigida en parroquia rural un 29 de mayo de 1907, San Vicente es elegida parroquia rural con los recintos Briceño, Rosa Blanca y Selva Alegre (hoy desaparecida) siendo su primer Teniente Político el señor Leonidas Vega Lozano, en casa de dicho personero se realizó el primer acto solemne, donde la ciudadanía firmó un acta.
Sus habitantes se dedicaron al cultivo de la palma de coco, motivo que le permitió ser uno de los balnearios más pintorescos de la costa ecuatoriana, lamentablemente por los años 20, el gusano destructor de la gualpa terminó con éste cultivo una de las riquezas naturales de nuestro pueblo.
Fue erigida como parroquia rural un 29 de mayo de 1907; luego de haber pasado 92 años con la categoría de parroquia del cantón Sucre, un 16 de noviembre del año 1999 San Vicente fue elevado a cantón y luego de las elecciones populares el 21 de mayo del 2000 se conformó el primer consejo cantonal y fue elegido como primer Alcalde de este novel Cantón el Doctor Omar Hurtado Bravo.

Los mas populares

EL COMBATE DE LOS PERALES EN 1832

De la monografía del Cantón Sucre, publicada por el señor periodista don Ricardo Loor Vera en el año de 1929 extraen algunos datos que fueron proporcionados en ese entonces por el acucioso e intelectual Caraquense señor don Rodolfo Estrada, que conservaba en su archivo particular:
“Allá por el año 1832 se presentó a Bahía de Caráquez el General Juan Otamendi con el fin de darles alcance al resto de los sublevados del Batallón Girardot, que con el Sargento perales a la cabeza, venían cometiendo toda clase de fechorías por donde pasaban. En la que es hoy Cantón San Vicente, frente a Bahía de Caráquez, se les dio alcance y se trabó la lucha, justamente el día 13 de septiembre de 1832. Este combate fue adverso a los de Girardot, del que solo escaparon con vida 14 de ellos, los que fueron trasladados a Bahía de Caráquez, en donde se les siguió un consejo de guerra y fueron pasados por las armas 12 de estos. Los 2 restantes fueron fusilados en Charapotó. Pero no es esto todo pues entre los 12 fusilados resultaron 2 mujeres disfrazadas de militares. De esta acción, ninguno de estos bravos soldados que cayeron en poder de Otamendi quedaron con vida, quien en parte dirigido al gobierno, expresa: “Que combatí a los facciosos un número de 250. Más o menos el total de tropa que se sublevaron en Latacunga era éste, pero hay que tomar en consideración que de el encuentro de “Palo largo”, el 19 de agosto del mismo año de 1832, los sublevados tuvieron algunas bajas, de rezagados en gran número, por lo que se deduce en dicha cantidad era menor a la indicada por Otamendi. En el segundo combate, pero por convenir a sus intereses tenía que falsear la cantidad de facciosos combatidos en el hoy sitio ”Los Perales”. Del regimiento que comandaba el general Otamendi se quedó en Portoviejo el Sargento Juan Aguirre, quien no podía convenir con las atrocidades y tropelías que cometía su jefe.